La afición fue el décimo jugador Pirata en el Abra


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Piratas empatan Gran Final del béisbol cubano. Fotos de Calixto N. Llanes de JR y Marcelino Vázquez de la AIN.

Hola Gente!!! Un amigo de GentedelBarrio, José Miguel, nos escribe para decir que piensa que los dos equipos (Isla de la Juventud y Ciego de Ávila que disputan el título de la LIV Serie Nacional de Béisbol) están bastante parejos, solo aprecia una ligera ventaja en Los Tigres por su ofensiva y su picheo aunque cree que la Isla puede seguir dando batalla, porque valores tiene y al final le desea éxitos a los Piratas.
Bien por José Miguel y no se equivocó, los Piratas dieron guerra y de qué manera, este martes empataron el Play Off a dos victoria por bando en un dramático partido que se extendió a extraining y que tuvo en el público asistente a un décimo jugador muy efectivo, entre los que nos encontrábamos la GentedelBarrio.
Resulta que en la parte baja del séptimo inning, la afición se convirtió en el décimo jugador de Los Piratas de la Isla de la Juventud, cuando salió a la escena con el propósito de cambiar el curso de los acontecimientos y escamotear el éxito de Los Tigres de Ciego de Ávila.
Como le contamos, a esa altura del capítulo, la seguridad en el banco de los pupilos de Roger Machado se vislumbraba el triunfo a la vuelta de dos entradas, el cual pondría contra la pared al conjunto isleño, porque el marcador favorecía a los avileños cuatro carreras por cero.
Sin embargo, nadie supuso —ni usted— que lo mejor de la cuarta jornada de la final de la edición LIV de la Serie Nacional de Béisbol estaba por ocurrir. Entonces empezó la rebelión Pirata en el Abra.
Luego del lanzamiento errático del lanzador de Los Tigres Vladimir García, quien golpeó al torpedero Alfredo Rodríguez, los aficionados reunidos en el estadio Cristóbal Labra encontramos protagonismo.
Una ensordecedora algazara acompañada de los incansables compases de la conga pinera sacó del montículo por desconcentración en esa misma entrada a tres lanzadores, mientras que los pupilos de José Luis Rodríguez hicieron el resto a la voz de “al abordaje” de su capitán Michel Enríquez con un certero imparable.
El estadio bulló de pasión cuando la ofensiva pirata se desató para remontar el marcador seis carreras por cuatro y cambiar el panorama de una porfía, en la que pesaron tres carreras sucias por error del antesalista Enríquez en el segundo episodio.
Sin embargo, dos indiscutibles, uno de estos cuadrangular frente al cerrador derecho Héctor Manuel Mendoza, igualó el partido para extender la guerra de nervios entre los dos conjuntos grandes de la actual campaña, hasta la oncena entrada, que definió un batazo de Luis Felipe Rivera.
Al final del partido y a ritmo de conga, los parciales de Los Piratas celebraron el triunfo que ahora iguala el marcador 2-2 entre los contendientes.
La afición local, sin dudas ahora sueña con la posibilidad de conquistar la corona, el más preciado botín del Campeonato Cubano, y para esto no escatimará en salir “al abordaje” como el décimo jugador del equipo, cuando haga falta y mañana miércoles será la cita, si usted está cerca, súmese, lo esperamos.

Anuncios

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s