Brest: una advertencia en nombre de #LaPaz


Hola Gente!!!, aquí les dejamos una crónica salida de los más coherentes recuerdos de una de los autores de este blog, una gente que pretende con este texto avivar la memoria y prevenir las nefastas consecuencias que se puden derivar de un conflicto como el que está apostando — una vez más— la actual administración de Washington. Léanlo y saquen sus propias concluiones…. y si les interesa o motiva, comente que también se vale.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Fotos tomadas de: http://www.culturabolchevique.com/2013/06/la-fortaleza-de-brest-y-la-dignidad-de.html

Los recuerdos se avivaron al conocer que el actual inquilino de la Casa Blanca -en total desprecio por la especie humana- lanzó amenazas a Rusia, parte del antiguo territorio soviético.   Repaso mi memoria y me detengo en un día de julio de 1988, cuando visité la fortaleza de Brest en la antigua Bielorrusia y mi ropa todavía conservaba el olor peculiar de Cuba, creo que esa sensación se percibe mejor cuando se está lejos de casa.
Y es que las recientes intimidaciones de Barack Obama a su par ruso Vladimir Putin podrían desencadenar la reedición de los dramáticos pasajes vividos durante la II Guerra Mundial, cuando las hordas nazis penetraron el otrora territorio soviético por Brest, el 22 de junio de 1941.

Al entrar en los dominios de la vetusta fortaleza, monumentales esculturas de hormigón armado simbolizan cómo el ejército nazi aniquiló a la resistencia de ese bastión para penetrar al multinacional estado soviético por la frontera con Bielorrusia.
No fue difícil imaginar la angustia de hombres y mujeres, quienes resistieron más de un mes el empuje de fuerzas invasoras superiores en número y armas, situación a la que se agregaba la sorpresa de una guerra no declarada.
Supuse la agónica resistencia de aquellos combatientes, por la carencia de alimentos, agua y acentuada por el fuego de los lanzallamas, cuya huella a pesar de los años aún es visible sobre el suelo de arcilla. Otra vez, una mezcla de dolor e indignación se apodera de mi.
A 26 años de mi visita a Brest todavía en mi memoria se mantienen incólumes las imágenes de los rostros pétreos de aquellas monumentales esculturas, cuya esencia es la del mismo pueblo que enfrentó a los fanáticos de la svástica hasta la victoria en mayo de 1945.
Epopeya protagonizada por una fuerza multinacional a la que solo Rusia aportó el 65,4 por ciento del los combatientes, cuyo costo en vidas humanas fue millonario y concluyó con la capitulación del ejército de Hitler.

Video tomado del canal de youtube de: rianovostiesp

Otra vez y en la distancia las grises esculturas hablan de la posibilidad de un mundo mejor, donde la paz venza al militarismo y no seamos testigos de una conflagración como la espoleada por el III Reich.
Esta puede ser una advertencia en nombre de la paz.

Anuncios

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s